Suscríbase a nuestro boletín trimestral para mantenerse informado sobre PADRES

Fondo en Memoria de Ruby Oliva Cedillo

Ruby Oliva Cedillo, la difunta esposa del Senador del Estado de California Gilbert A. Cedillo, sentía una gran inclinación hacia las personas que sufren. Ayudaba a las personas sin hogar, visitaba campamentos del condado para presos en libertad condicional a través de su ministerio de la iglesia, y tenía una especial empatía con los niños con cáncer.

Se conocieron cuando eran adolescentes, dos jovencitos del Este de Los Angeles. Ruby Oliva era elegante y bailaba muy bien. Gil Cedillo estudiaba en UCLA y era activista político de los Chicanos. “Era al principio de los años 70, y estaba de moda la músico sicodélica,” recuerda él. “Ella compartía my entusiasmo por Tony Bennett.”

El ex-quarterback de secundaria había sido flechado por una chica de una escuela rival. Juntos emprendieron un viaje que duró tres décadas – sobreponiéndose a obstáculos personales y profesionales mientras Gil Cedillo ascendía desde líder sindicalista hasta convertirse en miembro influyente de la Asamblea de California.

Ruby tenía 47 años cuando murió de cáncer el 10 de Junio después de batallar varios años contra la enfermedad. Gil sabe que perdió su mejor mitad.

"La gente dice que Gil les simpatizaba, pero amaban a Ruby,” cuenta Cedillo, un sentimiento compartido por muchos de los amigos en la Legislatura de este Demócrata de Los Angeles.

Esos amigos organizaron una Misa en memoria de Ruby en la Catedral del Santísimo Sacramento. El Asambleísta Dario Frommer, un viejo amigo, llamaba a Ruby “el centro de gravedad en la vida de Gil.”

"Ella lo pateaba en el trasero cuando lo necesitaba y lo mantenía en la raya,” dijo Frommer.

La antigua gerente de oficina usaba la misma determinación y dulce persuasión para motivar a los voluntarios del banco telefónico cuando él se postuló para la Asamblea en 1998. El ganó aún cuando pocos expertos en política pensaban que tuviera alguna oportunidad.

La comunidad de ambulantes del Capitolio, muchos de los cuales viven a cientos de millas de distancia, están acostumbrados a trabajar en un lugar donde la vida suele ser supeditada a la ambición personal.

Pero Cedillo puso un paro a su ambición para ocuparse de Ruby durante el pasado año. Viajaba a Sacramento solamente para votos y sesiones cruciales, y ganó su primera contienda por el Senado estatal mayormente en ausencia.

"La familia viene primero,” dijo la Asambleísta Sarah Reyes, Demócrata por Fresno, quien llamó a Ruby la “fuerza estabilizadora” en la vida de Gil.

"Estamos aquí para servir a nuestros constituyentes. Pero Gil hizo lo correcto y los votantes comprenden.”

Cedillo dijo que la enfermedad de Ruby los unió más. El la llevaba a sus sesiones de quimioterapia y control del dolor.

Y cuando se puso más débil, le sostenía la mano.

Mientras ella dormía, él trabajaba por teléfono para obtener apoyo a una de las más controversiales propuestas de ley de esta sesión. La medida, AB 60, permitiría que inmigrantes indocumentados que están pasando por un proceso de legalización pudieran obtener licencias de conducción.

Consultores políticos instaban a Cedillo a que abandonara su apoyo a la medida. Ruby lo animaba a luchar por ella.

Era natural en ella el salir en defensa de los marginados. Ella empujaba a su esposo a buscar en sus bolsillos cuando pasaban junto a personas sin hogar en la calle.

"Ella era my brújula moral, mi refugio personal,” dice Cedillo. “A través de cualquier dificultad, ella estaba determinada a mantener unida a nuestra familia.”

Ruby había sido miembro dde la Iglesia Cristiana Foursquare por mucho tiempo y Gil asistía con ella en los últimos años. Ella lidereaba un ministerio de la iglesia que visitaba campamentos de prisioneros en libertad provisional y reprendía a los jóvenes reclusos por el sufrimiento que le estaban ocasionando a sus PADRES.

"Cuando ella terminaba, todos tenían lágrimas en sus ojos,” recuerda Cedillo.

Cedillo dice que Ruby usaba la experiencia personal de criar al hijo de la pareja, Gil Jr., ahora con 27 años, en los vecindarios difíciles donde ellos crecieron.

Cuando Gil conoció a Ruby, él compartía un apartamento con un viejo compañero de la secundaria, Antonio Villaraigosa, quién luego llegaría a ser Presidente ("Speaker") de la Asamblea.

Ruby trabajaba en un programa de entrenamiento de empleos para Gloria Molina – la primera Latina electa a la Asamblea y al Consejo de Supervisores del Condado de Los Angeles.

"Ruby decía que yo sonaba igual que (Molina)", dijo Cedillo.

El movimiento político Chicano estaba en pleno apogeo en Los Angeles en los años 70, y de allí surgió una generación de líderes que habrían de terminar en la Legislatura.

Muchos de ellos son ahora miembros del Caucus Latino, el mayor bloque étnico de votantes en la Legislatura. Cedillo – hijo de un obrero sindicalista de la industria del acero y una costurera – tuvo que dar muchas vueltas.

Obtuvo un título en leyes y sirvió como diputado de campo para el Alcalde de Los Angeles Tom Bradley antes de encontrar su vocación como organizador del sindicato de obreros del condado con 42,000 miembros.

Ruby trabajaba para el sindicato de maestros de Los Angeles. Ya para principios de los 1990, Cedillo lidereaba el sindicato de empleados del condado.

Ruby servía de voluntaria en numerosas campañas políticas, y viajaba por todo el Sur con su esposo, apoyando la candidatura presidencial de Jesse Jackson.

Pero a la vez que su esposo luchaba por prevenir el desmantelamiento del sistema de salud del condado, Ruby luchaba contra una serie de malestares que la obligaron a dejar de trabajar.

En 1996, la vida de ellos se desbarató. A Cedillo lo expulsaron del sindicato y a Ruby le descubrieron un abultamiento en el pecho.

"De repente yo estaba sin empleo, sin seguro y mi esposa tenía cáncer," dice Cedillo, recordando la experiencia que daría forma a su agenda legislativa.

Con la ayuda de amistades, lograron obtener cobertura médica. Cuando la salud de ella mejoró, se embarcaron en la improbable carrera por la Asamblea en 1998.

Poco después de llegar Cedillo a Sacramento, Villaraigosa se convirtió en presidente de la Asamblea. Cedillo obtuvo posiciones envidiables, sirviendo como asistente al líder mayoritario y encabezando el Subcomité del Presupuesto para los Servicios Humanos y de Salud, donde pudo impulsar leyes para expandir los cuidados de salud.

"Mis esfuerzos hacia los servicios humanos y de salud, hacia los trabajadores que brindan cuidados en el hogar, hacia las investigaciones del cáncer, eran cosas con las que Ruby estaba completamente comprometida," dice Cedillo.

Ella también poseía un agudo instinto político y trabajó como voluntaria en la campaña del Gobernador Gray Davis en 1998.

El día que Davis fue juramentado, el jefe del personal de Cedillo lo llamó aparte de la mesa del gobernador en el Sutter Club para darle la noticia de que el cáncer de Ruby había regresado. Vestido en su traje de etiqueta, Cedillo voló a su casa – una misión que habría de repetir incontables veces hasta el 11 de septiembre.

Ese día en que los ataques terroristas cerraron el espacio aéreo de la nación, Cedillo condujo hasta su casa desde el Capitolio para pasar los últimos días de la vida de Ruby a su lado.

"Contábamos nuestras bendiciones a diario," recuerda. "Ella nunca se dió por vencida. Cada vez que sufría una recaída, decía, 'Está bien, tenemos que formular un plan.' Así era ella."

Villaraigosa dice que Ruby era "el viento que impulsaba el velero de Gilbert."

"Tenía una fe en Dios increíble," dice Villaraigosa. "Era inflaqueable en su apoyo a Gilbert y admirable en su abilidad para hacerle frente a años de enfermedad con gracia y con valor."

Ruby fue sepultada el viernes pasado durante una ceremonia privada en el Sur de California. Después, sus amigos se reunieron en su restaurante favorito en el Este de Los Angeles.

El Presidente de la Asamblea Herb Wesson, quien conoce a los Cedillo desde sus días de sindicalista, dice que se sintieron más unidos cuando la mamá de Wesson fue diagnosticada con cáncer del seno.

"Ruby compartía su lucha con otros y Gil obtunía sus fuerzas de ella," dice Wesson, recordando una conversación que tuvo con Gil.

"Antes de expirar, dice que ella le dictó una lista... cosas de las que él debía ocuparse, como Gil Jr., sus sobrinas y otras cosas," dice Wesson. "Entonces ya estuvo lista para partir."

En lugar de flores, la familia Cedillo pide que se envíen donaciones a PADRES Contra el Cáncer para mejorar las vidas de los niños que sufren de cáncer y las de sus familias.



Haga una Donación en Honor de Ruby



Acerca de Nosotros Programas y Servicios Apoyos Recursos de Salud Galeria de Imagenes Seccion de Prensa Regresar a la Pagina Principal Hacer una Donacion Servir como Voluntario Contactar a PADRES English