Register to receive our quarterly newsletter via email and stay up-to-date on how PADRES is helping families in need

La Familia Regalado

Me llamo Adalira Regalado. Tengo 4 hijos, Cindy de 13 años, Zuleika de 11, Karla de 8 y Jesús Adrián de 5 que nació el 26 de diciembre de 1998. En el 2001, el fantasma del cáncer hizo su aparición en nuestras vidas. Yo fuí diagnosticada con cáncer del útero, y tuve que someterme a una cirugía. Después tuve que recibir tratamiento. Fueron tiempos muy difíciles ya que sólo oir la palabra “cáncer” significaba muerte para mí. Tenía mucho miedo por mis cuatro hijos y como mis familiares no están aquí para ayudarme, no sabía qué hacer. Ya llevo casi 3 años de estar en remisión y aunque aún tengo que ir a mis chequeos regularmente, trato de continuar llevando una vida normal llena de “Esperanza”.

La Esperanza es una de las cosas más necesarias para sobrevivir una situación como ésta. Pensando que todo iba a mejorar, el tiempo pasó y la vida continuó hasta que el 29 de septiembre del 2003 comenzó la época más difícil de mi vida y la de mi familia. Ese día le diagnosticaron cáncer a mi hijo Jesús. Fué uno de los peores momentos de mi vida cuando escuché a los doctores del hospital pronunciar ese diagnóstico. Tantas emociones me invadieron de golpe, así como tantas preguntas sin respuesta. Ver a mi hijo en cama me hizo sentir impotente, sin fé en la vida ni en nada. Había perdido la Esperanza.

Así pasó el tiempo hasta que un día alguien en el hospital me habló de una organización que ayuda a los PADRES de niños con cáncer y sobre todo que comprenden y hablan nuestro propio idioma. Para mí, “PADRES” ha sido la mayor ayuda que pude encontrar para atravesar este camino tan difícil. No sólo están ahí para ayudarlo a uno con sus necesidades sino que uno siente que no está solo, que puede contar con ellos para todo. Su apoyo ha sido invaluable para mí ya que cada vez que uno va a esa pequeña oficina, uno encuentra el gran corazón de cada uno de los que allí trabajan, siempre dispuestos a escuchar, a ayudar, a darnos una mano para continuar este camino y a sostenernos cuando uno siente la necesidad de llorar. También te brindan una sonrisa que ilumina tus días grises. PADRES hizo felices a mis hijos durante las Navidades, me ayudaron a encontrar un mejor lugar donde vivir, y me han ayudado económicamente. Veo que no solamente me ayudan a mí sino también a otras familias que están en la misma situación. Pero lo más importante es que me hacen sentir que no estoy sola, y que con ellos siempre voy a encontrar apoyo y ayuda. Me devolvieron la “Esperanza” y eso es algo que no se puede pagar con nada.

Gracias, PADRES Contra El Cáncer.

15 de Julio del 2004

Perfiles Familiares
Conozca a más familias y niños de PADRES – quienes nos inspiran a llevar una vida de servicio humano incondicional con su increíble gracia, fuerza de espíritu y Esperanza en un futuro mucho más brillante! READ MORE...

Acerca de Nosotros Programas y Servicios Apoyos Recursos de Salud Galeria de Imagenes Seccion de Prensa Regresar a la Pagina Principal Hacer una Donacion Servir como Voluntario Contactar a PADRES English