Acerca de Nosotros

La Familia Álvarez

Manuel Alvarez, de 12 años, piensa que una de las cosas más "cool" que ha hecho con su familia de PADRES es pasar la Navidad en la estación de noticias del canal 52 de TELEMUNDO donde conoció a los presentadores de las noticias y pudo ver desde adentro cómo funciona una estación de televisión.

"Pude ver cómo se hacen las noticias, y lo que es mejor, estuve en el escenario junto con los presentadores de noticias," nos narra Manuel. "Eso fue bien 'cool'."

Este exuberante alumno de 7º grado, quien vive en Pico Rivera con su mamá Yolanda, su padrastro Jesús, y sus dos hermanas Jessie y Nancy, fue diagnosticado con un tumor en el cerebro en el año 2004. Después de enfrentarse valerosamente a una cirugía en el cerebro, a quimioterapia y radiaciones, Manuel ha estado libre de cancer por los últimos dos meses.

Después de haber permanecido en el hospital por la mayor parte del año, Manuel ahora está de regreso en la escuela con sus amigos. Particularmente disfruta su clase de carpintería en la cual ha estado trabajando diligentemente en una silla modelo para la recámara de su mamá.

Su familia ingresó en PADRES poco después de que Manuel fuese diagnosticado con un tumor cerebral. Fue una época extremadamente difícil para la familia que no solamente tuvo que lidiar con los efectos devastadores del cáncer, sino también recibió otro golpe cuando el padrastro de Manuel perdió su empleo en un equipo de demolición.

"Nos parecía que nuestro mundo se estuviese derrumbando," recuerda Yolanda, la mamá de Manuel. "Pero nos íbamos a la oficina de PADRES y siempre había alguien allí dispuesto a escuchar y ayudar."

Consciente del inmenso poder curativo de la risa y el juego, PADRES ha provisto a Manuel y su familia no solamente el apoyo que tanto necesitan, sino también la oportunidad de descansar del ambiente del hospital, suministrando juguetes para Navidad, boletos para parques de diversions, y la oportunidad de celebrar los días de fiestas con otras familias de PADRES.

"Permanecíamos en el hospital por muchas semanas cada vez y poder participar en los eventos y celebraciones de PADRES nos ayudó mucho a no estar tan tristes todo el tiempo," dice Yolanda.

En los últimos meses, la vida ha dado un vuelco positivo para Manuel y su familia. El estudiante de escuela media está libre de cancer, su padrastro ha regresado a trabajar, y su mamá ha encontrado un nuevo empleo como gerente de cuentas de un almacén.

El verse rodeado de amor y estímulo mientras luchaba la batalla contra el cáncer ha inspirado a este jovencito de voz suave a querer convertirse en un especialista en vida infantil cuando sea grande.

"Quiero ayudar a los niños a no tener miedo," nos dice.